Buscar
  • Entre Sueños

Consejos para buenos hábitos de sueño

Por: Cris Domenech y Andrea Alvarado


Existen ciertos elementos que ayudan a mejorar la calidad de sueño de los bebés y niños y que además forman parte del aprendizaje de hábitos saludables de sueño

La gran mayoría de papás y mamás, después de tener un bebé, anhelan volver a dormir en la noche para estar descansados y tener energía al día siguiente. Por otra parte, desean que sus hijos logren un descanso óptimo para que puedan crecer, desarrollarse y estar de buen humor en el día. Por ello, te dejamos tres increíbles consejos para tener buenos hábitos del sueño.

¿Cómo hacer que nuestros hijos duerman mejor y durante toda la noche? Dormir es un hábito, y como todo hábito, debe repetirse para que el cerebro lo registre y se empiece a ejecutar de forma automática; sin embargo, existen ciertos elementos que ayudan a mejorar la calidad de sueño de los bebés y niños.

En esta ocasión, platicaremos de tres elementos fundamentales que ayudarán a un mejor descanso y al establecimiento de las bases saludables de sueño: ambiente de sueño, siestas y hora de dormir en la noche.

1. Las siestas

Es indispensable contar con el requerimiento de sueño de día para que las noches puedan ser mejores. Nosotras siempre le recordamos a las mamás que “buen sueño de día nos llevará a un buen sueño de noche”.


Al contrario de lo que se piensa, las siestas son uno de los puntos más importantes para que los bebés y niños pequeños puedan tener esas noches “de corrido” con las que tanto soñamos.


Cuando un bebé que no duerme bien de día, difícilmente podrá dormir toda la noche. Es completamente FALSO que hay que cansar a los niños o que no hagan siestas largas para que duerman mejor, en realidad sucede todo lo contrario.


2. Hora de dormir

¿Sabías que hay una hora IDEAL para que los bebés y los niños se duerman? Esta hora es entre las 19:00 y las 20:00 horas. En este momento la concentración de melatonina (hormona que induce e incrementa el sueño en su cuerpo) es mayor y los ayuda a dormirse con mayor facilidad y poder lograr mejores noches.

Además, recomendamos esta hora para evitar que lleguen sobre cansados a dormir, generen cortisol (hormona que los mantiene alerta y despiertos) y les cueste más trabajo conciliar el sueño. Otro punto a nuestro favor es que durmiendo a nuestros hijos temprano, evitamos que despierten por la mañana muy temprano o que tengan despertares en la noche.


3. Ambiente de sueño

Crear un buen ambiente para dormir, tanto en el día, como en la noche, ayudará a mejorar los hábitos de sueño de los niños. Te recomendamos lo siguiente:


· Oscuridad

Duerme a los niños en un ambiente oscuro. Esto ayudará a mejorar la producción de melatonina, por lo que mejorará la calidad y cantidad de sueño en tus hijos.


· Silencio

Duerme a tu hijo en un cuarto silencioso. El uso de ruido blanco (white noise), ayudará a boquear sonidos de afuera y a relajar a los bebés y niños. ¡Pruébenlo y verán como su sueño será más reparador!


· Temperatura

Cuida la temperatura del cuarto de tu hijo para que su sueño no se vea interrumpido. Puedes ayudarlo a estar calientito con un saquito para dormir (no recomendamos cobijas) o un ventilador y poca ropa para épocas de calor.

El sueño es fundamental para la salud y el desarrollo de los bebés y niños. Cuando duermen bien, están de buen humor, atentos y funcionan mejor; y cuando no, suelen estar más irritables.


Es importante que los papás ayuden a sus hijos a desarrollar buenos hábitos de sueño desde chiquitos. Cada niño es diferente, pero la realidad es que todos los bebés y niños necesitan un descanso óptimo, así que papás y mamás, ¡los invitamos a seguir estos tips y recomendaciones para mejorar los hábitos de sueño de sus hijos y de toda la familia.

0 vistas
  • Negro del icono de Instagram

©2020 Entre Sueños.